sábado, 6 de noviembre de 2010

Canal 9, activista antitaurino

EL QUIEBRO

Por Ramón Bellver 'El Blanco'

No se quedan contentos con relegar los programas taurinos a horas intempestivas, de quitarlos de la programación sin más, de no anunciar las corridas que televisan o cambiarlas de horario sin aviso, que encima tienen que hacer un programa de burla de la fiesta.

La estrategia era clara, anunciarlo a todas horas hasta la saciedad, incluso en el mismo telediario, atraer al aficionado como si fuera un programa que iba a contar la realidad de la fiesta, de adentrarse en un mundo de misterio y afición desmedida, para luego emitir un programa donde proliferaba la cerveza como licor oficial de las tardes de toros y los estoques, puyas, divisas y demás instrumentos punzantes como las únicas herramientas de toreros y subalternos.

Se emitió el pasado lunes día uno de noviembre a las 21:45h, de nombre SOCIEDAD ANÓNIMA. Pronto empecé a sospechar del programa cuando la música de pandereta y folclore hizo aparición y mis temores se hicieron realidad cuando entrevistaban a Antonio Nazaré mientras se vestía de torero y lo denominaron Rubén Pinar (si que estaban bien asesorados). Mientras tanto, discurrían continuamente varias encerronas dialécticas a una serie de aficionados, que creían inocentemente, que estaban promocionando la fiesta (las únicas declaraciones acertadas fueron las del ganadero Dani Machancoses tras la insistencia de la reportera sobre el estrés que sufren los animales durante la lidia). Nada más lejos de la realidad, pareció quedar claro que si eres recortador estás lleno de heridas, que si te ha cogido algún toro ha sido porque ibas un poco “bufaet” y que las emboladas no salen como mandan los cánones. Ya en el ámbito de los profesionales quedó claro que las estocadas, las puyas y los rejones duelen y que las divisas con mala colocación dejan inválido al astado.

Pero lo más triste fue el final, con las imágenes de toreros saliendo por la puerta grande intercalándolas con las de un toro muerto y ensangrentado siendo cargado en un camión. Todo ello amenizado con una cancioncilla enviando mensajes subliminales a la audiencia. Me da vergüenza el canal “de todos los valencianos”, siempre manipulando la información. Está más que claro que nuestra fiesta tiene defectos, pero también tiene virtudes que en este mundo tan cosmopolita hace que sobrevivan valores antiguos que nacen de nuestra cultura y personalidad, y éstos no salían en el programa.


Mi consejo a los aficionados y profesionales es que si se acerca un cámara y un personaje con una alcachofa en la mano pidiendo declaraciones (y no es un periodista taurino consagrado a los cuales todos conocemos) mejor que se lo piense antes de decir nada, porque su minuto de gloria se puede convertir en un factor en contra de la fiesta. Y hablo por propia experiencia

Fuente: aplausos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario